El verano está al caer, y con él llegan las comidas interminables con familiares y amigos, y qué mejor que una barbacoa para comer rico al aire libre y en la mejor compañía.

Lo bueno de comer en casa es que, si tienes algo de mano con la cocina, el límite está en tu imaginación. Puedes preparar un sinfín de platos exquisitos, que no por ello han de ser complicados. He aquí el ejemplo de la barbacoa. En este tipo de eventos gastronómicos, se suele disfrutar todo el proceso, tanto la preparación como el comer. Obviamente, este último se disfruta aún más.

En este artículo te daremos algunos consejos para que tu carne a la brasa haga salivar a tus comensales y disfrutar de aquello que no podemos disfrutar en los restaurantes.

Las verduras están muy bien como acompañamiento, pero como plato principal, un buen Entrecot Añojo de nuestra tienda, entre otras piezas, será sin duda una de las mejores opciones.

Cantidad

Lo primero a tener en cuenta son las cantidades: debemos saber bien para cuánta gente vamos a preparar nuestra barbacoa, para que nadie se quede con ganas de más, y por supuesto, que no sobre una gran cantidad de comida. Para la carne, aproximadamente unos 500 gramos por persona serán suficientes.

Alimentos

Recuerda añadir algo de verde a tu compra: para empezar, una buena ensalada, unos espárragos a la brasa o unos champiñones pueden ser una buena opción para abrir boca.

En cuanto a la carne, puedes adquirir diferentes piezas de carne. En nuestra tienda puedes elegir varios productos que quedarán fenomenal en tu barbacoa. Productos Gourmet para una barbacoa Gourmet.

Aliño

El aliño también es muy importante: una buena salsa BBQ para acompañar a tus carnes que las harán aún más irresistibles.

¡Manos a la obra!

Brasas

Empezamos haciendo las brasas. Puedes optar por la opción tradicional, con troncos de leña, o puedes optar por una opción un poco más cómoda y rápida como es el uso de carbón vegetal. Esta última opción te permite mantener mejor el calor de las brasas durante más tiempo.

Recuerda calcular bien los tiempos, hacer las brasas puede tardar una media hora mínimo, por ello has de ser previsor y comenzar a hacerlas con la suficiente antelación.

Otra cuestión a tener en cuenta es que la parrilla no esté demasiado cerca de las brasas, de lo contrario podrían tostarse demasiado por fuera y no cocinarse por dentro.

Utensilios para barbacoa

 

Es muy importante que tengas a mano los utensilios necesarios para darle la vuelta a la carne sin quemarte, guantes para mover la parrilla sin quemarte y algún artilugio de hierro que sea largo para mover las brasas. Es aconsejable también tener algún spray con agua para rociarte o que te rocíen de vez en cuando. Quien ha hecho brasas alguna vez sabe que no se pasa frío precisamente.

Recuerda calcular bien los tiempos, hacer las brasas puede tardar una media hora mínimo, por ello has de ser previsor y comenzar a hacerlas con la suficiente antelación.

Otra cuestión a tener en cuenta es que la parrilla no esté demasiado cerca de las brasas, de lo contrario podrían tostarse demasiado por fuera y no cocinarse por dentro.

Preparación de la carne

 

Las piezas de carne que vayas a cocinar han de estar a temperatura ambiente, así que sácalas de la nevera una media hora antes de cocinarlas. Las puedes poner cerca de las brasas para que vayan sudando.

Puedes añadir hierbas aromáticas a la carne antes de ponerla en la parrilla. Si tienes la opción, mejor que sean naturales. Unas ramitas de romero o tomillo le darán un toque fantástico a la carne. En cuanto a la sal, aconsejamos que se eche una vez cocinada la carne. Hay a quién le gusta más salada o menos, así no estropearemos la barbacoa a nadie.

Recuerda calcular bien los tiempos, hacer las brasas puede tardar una media hora mínimo, por ello has de ser previsor y comenzar a hacerlas con la suficiente antelación.

Otra cuestión a tener en cuenta es que la parrilla no esté demasiado cerca de las brasas, de lo contrario podrían tostarse demasiado por fuera y no cocinarse por dentro.

Asar la carne

Este paso requiere paciencia. Cuando coloques la carne en la parrilla, espera a que se haga lentamente. No le des la vuelta antes de tiempo. En las zonas donde haya menos brasas puedes ir colocando las piezas que asarás a continuación. Si quieres saber cómo ser un crack haciendo barbacoas lee este artículo.

Una vez hayas cocinado todas las piezas, recuerda esperar a que las brasas estén bien apagadas para descuidarte. Si la barbacoa tiene tapa puedes ponérsela, y si no, tendrás que separar las brasas para que vayan perdiendo fuerza.

Y ahora sí, por fin, ¡A DISFRUTAR!

Buen provecho 🍽️😋

 

Deja una respuesta